Atención Psicológica.
  Tomar un baño caliente
 
Tomar un baño caliente Tomar un baño caliente es una forma excelente de relajar su cuerpo y su mente. Es importante que el agua no esté demasiado caliente - no queremos que su cuerpo se agote, sino que se relaje en un baño de agua templado que ayude a relajarse. Puede utilizar sales de baños especiales para la relajación. Las sales de lavanda son los mejores, representan un remedio natural contra el estrés y además ayuda a eliminar las toxinas de su cuerpo. Si quiere, ponga música clásica y encienda unas velas para que el ambiente acompaña su deseo de relajación.
 
  Copyright  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=